CYRCLURA

¿ QUIÉN ES LA IGUANA CYRCLURA Y DONDE HABITAN ?

También conocida como iguana de roca, la Cyclura llega a medir entre 50 y 75 centímetros y es un lagarto herbívoro.

Su nombre, Cyclura, deriva de las palabras griegas “cyclos” y “urus” que significa “cola circular”. Y es que, en efecto, su cola está compuesta por anillos gruesos.

La iguana Cyclura se encuentra principalmente en Cuba, así como en pequeñas islas que rodean la Antilla Mayor. Se encuentra en peligro de extinción y en cada una de las ínsulas donde habitan hay especies y subespecies.

La iguana roca habita en el Caribe, específicamente en países como Cuba y la isla de Gran Caimán, en áreas subtropicales con bosques secos, así como zonas costeras, áridas, rocosas y arenosas

También se le ha avistado en islas cercanas a Puerto Rico, así como en República Dominicana y Haití

En estas zonas, la Cyclura suele buscar cuevas naturales con poca vegetación que le sirven como escondites. 

¿Cuáles son las características principales de la iguana Cyclura?

La iguana Rinoceronte, como también se le conoce a algunas de sus subespecies por las tres escamas que posee en el hocico, tiene un color de piel que varía dependiendo del tipo de reptil al cual nos estamos refiriendo. Así, la podemos encontrar en color marrón, con variaciones de verdes y también encontramos a la que llaman iguana azul por ser esta la tonalidad que más resalta en su piel escamosa.

Aunque ya mencionamos que su cuerpo llega a medir entre 50 y 75 centímetros, gracias a la extensión de su cola se han llegado a encontrar Cyclura de hasta 1,8 metros y con un impresionante peso de 14 kilogramos. Hablando de su cola, esta posee una larga cresta dorsal de espinas cortas.

Una de las características más llamativas es su excelente visión. Desde grandes distancias pueden detectar formas y movimientos que le ayudan en su defensa ante depredadores. Aunque no ven bien con poca luz, poseen una visión de colores nítida, a punto que pueden ver las longitudes de onda ultravioleta, las cuales son invisibles para el ojo humano y que le resulta muy útil a la hora de tomar el sol.

También poseen un ojo parietal ubicado en la parte superior de su cabeza que no funciona como un ojo normal, pero sí es sensible a los cambios de luz y a los movimientos.

¿De qué se alimentan las iguanas Cyclura?

Como todas las iguanas, las Cyclura son herbívoros que comen frutas, hojas, flores y bayas. Pero también puede incluir insectos, cangrejos, aves muertas y hongos.

Las iguanas de piedra deben consumir grandes cantidades de vegetales para satisfacer sus necesidades metabólicas. Pero, al ser estos bajo en nutrientes, acumulan grandes cantidades de potasio en su organismo que deben expulsar, lo que a su vez se dificulta por un problema que tiene con la osmorregulación (regulación de la entrada y salida de agua en el cuerpo). Es por ello que han desarrollado una glándula nasal lateral que les permite tal función a través de un estornudo que utilizan como mecanismo de expulsión.

¿Cómo es la gestación y cuál es la longevidad de la iguana Cyclura?

La madurez sexual de las iguana Cyclura se alcanza a los 9 años. Su proceso de apareamiento se inicia entre los meses de mayo y junio.

Durante el acto, el macho sacude la cabeza y da vueltas alrededor de la hembra hasta que logra sujetarse por el cuello y colocar su cola debajo de ella hasta lograr aparearse. 

Entre los meses de junio y julio, la hembra logra depositar en nidos excavados y expuestos al sol entre 1 y 21 huevos. El período de incubación dura de dos a tres meses.

La iguana de piedra es uno de los reptiles de su especie más longevo que existen, llegando alguna de ellas a vivir hasta casi los 70 años.

¿Cómo es el comportamiento de la iguana Cyclura?

La comunicación química y visual son dos de las características más resaltantes del comportamiento de la iguana Cyclura. En el primero de los casos, expulsan líquidos a través de algunos poros como una manera de atraer parejas y marcar territorios. 

Su señal visual más importante es el movimiento de cabeza, que utilizan para mantener territorio, llamar la atención para el apareamiento y como advertencia ante posibles agresiones.