DIPSOSAURUS DORSALIS

DIPSOSAURUS DORSALIS

¿Qué es una iguana Dipsosaurus dorsalis?

También conocida como iguana del desierto, la Dipsosaurus dorsalis es un reptil que habita principalmente en el suroeste de Estados Unidos y el norte de México, con presencia en algunas islas del Golfo de California.

Su color es marrón grisáceo y su tamaño es de unos 30 a 35 centímetros, llegando a medir hasta 40 centímetros en algunos casos.

¿Cuáles son las características principales de la iguana Iguana del Desierto?

La iguana del desierto tiene una cabeza pequeña y un cuerpo redondeado que mide entre 30 y 35 centímetros. Al nacer, las crías miden poco más de 9 centímetros. Su peso es de alrededor de 70 gramos.

La cola de la Dipsosaurus dorsalis es larga y afilada y mide poco menos del doble de la longitud de su cuerpo. En la misma tiene puntos de color marrón rojizo.

La piel de este reptil es de escamas dorsales, su color es marrón grisáceo, aunque tanto el macho como la hembra exhiben un color rosado en los laterales durante el período reproductivo

¿Dónde habitan las iguanas Dipsosaurus dorsalis?

Los desiertos de Sonora, ubicado en el suroeste de los Estados Unidos y al norte de México, y Mojave, ubicado al oeste de los Estados Unidos, son los lugares donde habitan las iguanas Dipsosaurus dorsalis.

Arizona, Nevada y Utah son las regiones de los Estados Unidos donde se encuentra esta iguana. En el caso de México, se encuentran en Baja California y en algunas islas del Golfo de California.

Sus escondites favoritos son las madrigueras y los bosques de matorral, que se encuentran en las zonas desérticas, arenosas y secas, favoritas de las iguanas del desierto por su capacidad de soportar altas temperaturas.

Hablando de temperaturas, las iguanas del desierto están más activas cuando estas alcanzan los 40 grados centígrados, llegando a soportar hasta 46 grados centígrados. Cuando sobrepasan los 55 grados centígrados, la vida de este reptil está en riesgo.

iguana del desierto

¿De qué se alimentan las iguanas Dipsosaurus dorsalis?

Las iguanas Dipsosaurus dorsalis son folívoras, es decir, se alimentan básicamente de hojas. Sus favoritas son las flores amarillas, las hojas de alfalfa y arbustos.

También llegan a comer insectos como grillos, gusanos de harina, hasta las heces de otros herbívoros.

¿Cómo se aparea y cuánto vive la iguana del Desierto?

Las iguanas del desierto son poligínicas, es decir, el macho cuenta con más de una hembra para aparearse. Es por ello que, al ser una especie territorial, la agresividad entre los machos no sólo será una manera de enfrentarse por las hembras sino una forma de atraerlas.

El apareamiento ocurre en ambientes más fríos, comienza en primavera y se prolonga hasta mediados de verano. Las hembras luego cavan madrigueras donde anidan entre tres y ocho huevos que eclosionan en septiembre. Las crías son abandonadas y deberán valerse por sí mismas desde que nacen.

En condiciones normales, en el desierto y bajo las amenazas a las cuales se ve sometida por parte de depredadores y otros factores, las iguanas Dipsosaurus dorsalis llegan a vivir hasta 7 años. En cautiverio, pueden vivir casi 15 años.

¿Cómo es el comportamiento de esta Iguana?

La iguana del desierto es un animal diurno que se mantiene activo durante el mediodía del otoño, primavera y verano como una manera de evitar a sus depredadores. 

La mayor parte del día lo pasa alimentándose.

Son reptiles muy rápidos capaces de desplazarse con las patas traseras de su cuerpo, al punto de parecer un animal bípedo.

Entre octubre y marzo están hibernando y lo hacen en madrigueras que llegan a alcanzar los 60 centímetros de profundidad.

Las iguana Dipsosaurus dorsalis en cautiverio

Al no tener la costumbre de beber agua y ser tolerante a las altas temperaturas, las hojas húmedas de lechuga son una excelente alternativa de alimento para la iguana Dipsosaurus dorsalis. 

También se recomienda alimentarlas con semillas de girasol, de sésamo, con trozos de calabaza, tomates, naranjas, maíz, bayas y frutos secos.

Mantener un ambiente de altas temperaturas es importante. Se recomienda que el mismo supere los 33 grados centígrados, ya que el calor es importante para la digestión de los alimentos. Lo ideal es mantener una fuente de luz potente funcionando durante ocho horas, mínimo.